< Artículos

INICIO

APUNTES SOBRE EL DR. WILHELM REICH
Xavier Serrano Hortelano

Publicado en la Revista "Energía, Carácter y Sociedad" Vol. 5 (1 y 2), Nº 8 (Nov. 1987). Publicaciones Orgón



       «Todo lo que puedo decir es que si Reich fue un loco y los individuos que nos gobiernan, los del Pentágono y Westminster, están cuerdos, el mundo es un lugar bastante extraño... No soy discípulo de Reich. Tan solo soy un individuo que ve en Reich un genio, un hombre de gran percepción y de infinita humanidad, un hombre que, con decisión, se puso del lado de la juventud, de la vida, de la libertad. Pienso que es el más grande psicólogo desde Freud.»      (A. S. Neill, «Hablando sobre Summerhill»).

 

Podemos definir el trabajo de Wilhelm Reich como el ORIGEN SINTETIZADO DE UN SABER. Después de 30 años, su discurso se ha enriquecido y sigue evolucionando. No es una momia de la historia, sino que pertenece al grupo de personas que han aportado VIDA a la dinámica autodestructiva de la especie humana. Al decir esto, no pretendo mitificar, ni idolatrar, solamente quiero recordar que en nuestro crecimiento humano, el Dr. Reich está jugando un papel importante.

 

Reich vive en Viena (1918-30) en la época de apogeo de dos jóvenes movimientos, el marxista y el psicoanalista, en los que participará. Interesado por la sexología, Reich conoce a Freud (1919) y se adhiere a su forma de ver las cosas y a sus principales enunciados: la LIBIDO, o energía sexual, como fuente del desarrollo vital; la idea de que el niño nace con sexualidad; la neurosis como disturbio fruto de la represión sexual en las distintas fases infantiles; la idea del inconsciente; y a su visión terapéutica.

       En 1920 es admitido como miembro de la A.P.I. (Asociación Psicoanalítica Internacional) cuanto tenía 23 años, y a partir de este momento su actividad clínica va a ser el foco central de su trabajo. Se especializa en psiquiatra, ejercerá como psicoanalista didáctico en el Instituto Psicoanalítico de Viena, ocupará el cargo de director de la primera Policlínica de psicoanálisis...

       Durante estos años sus aportaciones al psicoanálisis son muchas. Algunas de ellas se han incorporado a la Teoría Psicoanalítica –su visión del llamado «Transfert negativo», el papel de la resistencia en el proceso analítico y técnicas para neutralizarlas...– y otras han sido rechazadas por lo que de conflicto tenían, el masoquismo como consecuencia de la represión del placer y del impulso vital sexual; rechazando la idea de que el «complejo de edipo» sea universal, porque en realidad es el fruto de la educación de la familia patriarcal, autoritaria y sexofóbica; la tesis de que la «impotencia orgástica» es la que mantiene el estasis de energía libidinal, y por lo tanto la neurosis; viendo la estructura caracterial de las masas basada en el sometimiento a la autoridad y en la imposibilidad de vivir sus vidas como consecuencia de la represión sexual (el animal castrado deja de ser agresivo)... siendo la experiencia de estos años la base para el desarrollo posterior de su metodología clínica, denominada Vegetoterapia Caracteroanalítica, y que según Reich, es el resultado de la evolución de los principios freudianos, muchos de los cuales se anquilosaron o se transformaron, porque Freud y el Movimiento quería ser aceptado por la ciencia oficial, y para eso tenía que reformar y claudicar en ciertas tesis. En su contacto con el trabajador asalariado de Viena, por su trabajo en la policlínica psicoanalítica (centro gratuito, donde la gente acudía, sobre todo por sus problemas sexuales), Reich confirmó las ideas que de la lectura de Marx había tomado, y fue viendo una vinculación directa entre su dialéctica y la de Freud. Fruto de esta concordancia fue el libro «Psicoanálisis y Materialismo Dialéctico».

       Influenciado por esta óptica social va a conceder una importancia primordial a la profilaxis como medio para disminuir los futuros problemas del individuo. Profilaxis que desarrollará con un grupo de colegas, creando centros de higiene sexual donde se informaba sobre los anticonceptivos, el aborto, etc., y reivindicando la libre sexualidad del niño y del adolescente, y el apoyo social para esto. Durante esos años milita en el Partido Socialista y posteriormente en el comunista. Pasando su propio análisis didáctico con Sadger y Paul Federn, y en Berlín con Sandor Rado.

 

     En 1930 marcha a Alemania donde militará en el partido comunista, y fundará el movimiento Sex-Pol (sexología-política), que fue un intento de unificar los diversos movimientos sexuales existentes bajo unos fines comunes para hacer presión social, y que aglutinó a más de 40.000 miembros, cosa que asustó al propio partido y también al movimiento psicoanalítico. Unos porque –según ellos– desviaban a la juventud proletaria de los objetivos reales, y los otros, porque estaba politizando una ciencia.
 

       En 1934, por diversos motivos, fue expulsado del partido y de la A.P.I., teniendo que salir de Berlín porque estaba en la lista negra de Hitler. Sus libros son prohibidos a los militantes comunistas y meses después quemados por el gobierno nazi.

       De 1936 a 1939 va a residir en Noruega donde va a estructurar la Vegetoterapia, viendo en esta metodología terapéutica el medio para recuperar la «potencia orgástica», es decir, la capacidad de placer y de abandono en el orgasmo, y por lo tanto, para tener una autorregulación energética-biológica y equilibrar el Sistema Nervioso Vegetativo, que regula las funciones vitales del organismo. Con unas bases psicodinámicas y neurofisiológicas propias, mediante un proceso de crecimiento personal, Reich va a trabajar con la palabra y con el cuerpo del sujeto, desbloqueando los siete segmentos funcionales musculares de la «Coraza» defensiva, liberando así las emociones y los recuerdos reprimidos que van ligados a ella. También en estos años, en colaboración con otros científicos –entre los que se encontraba Roger Du Teil–, va a trabajar en la observación de los movimientos de los protozoos, viendo una relación funcional entre éstos y los que desarrolla todo órgano vital (contracción-expansión) y en el orgasmo (tensión-carga-descarga-relajación), descubriendo las vesículas de energía que representan un estadio de transición entre la no-vida y la vida, y a las que denominaron BIONES. Por esta labor, la Sociedad Internacional de Plasmología le concedió el titulo de miembro honorífico en 1939. También investigó los procesos bioeléctricos de la piel de acuerdo a la idea de que ésta tiene una carga energética, que aumenta en los fenómenos de placer (expansión),  –sobre todo en los sexuales– y desciende en los de displacer (contracción), fundamentando su Teoría de la antítesis de la vida vegetativa (placer-angustia).

       Hay que decir que tanto en estos años, como en el resto de su vida en América, jamás olvidaría su compromiso social (que no político, por no volver a afiliarse a ninguna organización), relacionando todas sus investigaciones con la causa primera, es decir, con las condiciones económicas-sociales, y los medios de transmisión ideológica de un sistema. Creando una síntesis funcional entre la Biología, la Sicología y la Sociología.

       Invitado por el Dr. Teodore Wolfe (especialista en medicina psicosomática) a ser profesor adjunto de Psicología Médica en Nueva York (donde se encontraría en la misma universidad que Malinowski, etnólogo de cuyas tesis Reich confirmará y reforzará su visión de la sexualidad), y ante su inestabilidad legal en Europa, marcha a América. Durante los 17 años que desarrolló allí su actividad generó muchas hipótesis y fundamentó otras, llevando una labor interdisciplinaria, fruto de la cual se fundaría «Orgonón», que era una comunidad de científicos donde se trabajaba en la formación de orgonterapeutas (Reich da el nombre de Orgonomía a su ciencia, al fundamentar biológica y físicamente la existencia de la energía vital orgonómica o vital; en el estudio de las leyes de la energía orgónica y sus aplicaciones (llegando a utilizar un motor movido por esa energía, demostrando la posibilidad de tener un control metereológico con el «Cloud-Buster», y utilizando el «Or.Ac.»  –acumulador de energía orgónica– y el «Dor Buster», como instrumentos médicos en su lucha contra la enfermedad); y poniendo los medios para prevenir el sufrimiento en el animal humano, posibilitando a cada nuevo ser humano que sus ciclos vitales y su capacidad de autorregulación sea respetada (por medio de la «Vegetoterapia prenatal» durante el embarazo, la asistencia orgonómica en el parto).

       Pero esta labor se vio interrumpida en varias ocasiones por las intromisiones del gobierno americano. Primero del F.B.I., siendo detenido al poco tiempo de su llegada, y posteriormente por la comisión «de drogas y alimentos», que –en plena caza de brujas– lo acusan de vender el Or.Ac. sin patente, creando un espiral de situaciones cada vez más conflictivas que culminarán en la incineración de toda su obra y aparatos, una multa fortísima a su instituto, y el encarcelamiento del Dr. Silvert y de él mismo, muriendo Reich en la cárcel de Feniswurg mientras cumplía su condena de 2 años, el 3 de noviembre de 1957. Provocando una fuerte crisis moral e infraestructural en todo el movimiento orgonómico de América, del que no se repondrá hasta 1968, fecha en la que el Dr. Baker y otros discípulos y colaboradores de Reich crean el Colegio americano de Orgonomía, y fundan la revista «Journal of Orgonomy», desarrollando desde entonces un fuerte trabajo científico y profundizando en las distintas ramas científicas de la orgonomía, aunque olvidando algunas de las bases sociales radicales del Dr. Reich.

       En Europa y en otros lugares, colaboradores de Reich seguían su trabajo tanto durante su estancia en América, como después de su muerte. Así, la Doctora Nic Waal, formaba en Oslo un centro de tratamiento de niños y adolescentes donde se aplicaba, y se aplica, la vegetoterapia en los trastornos psicóticos, procesos autistas, y ciertos casos de subnormalidad. El Dr. Ola Raknes desarrolló una intensa labor en la formación de orgonterapeutas, fruto de la cual será la creación de la Scuola Europea di Orgonoterapia (S.E.OR.) y junto a su director el Dr. F. Navarro, fundamenta y amplia las bases y el método de la Vegetoterapia. El Dr. Walter Hoppe, que en Tel Aviv utilizó los Or.Ac. en el hospital central en el tratamiento de casos de cáncer, leucemia y otras enfermedades degenerativas con gran éxito... y tantos otros nombres que podría citar. Todos ellos han contribuido a que la orgonomía haya echado raíces en algunos sectores profesionales de la juventud actual.

      También por otros campos profesionales han llegado a reconocer o a coincidir en cosas que Reich ya había elaborado. Así el matrimonio Kirlian con sus estudios sobre el Aura, que Reich denominó la manifestación externa de la energía orgónica en los seres vivos. El Dr. Alexander con la relación que hace entre el sistema neurovegetativo y las enfermedades funcionales, que es uno de los pilares de la Vegetoterapia. Los estudios de Grossart-Maticek, sobre la influencia de la familia, de la falta de afecto y de la sexualidad en la aparición del cáncer, que Reich ya había fundamentado en su libro la «Biopatía del Cáncer». Las repercusiones que sobre las células embrionarias –con riesgo de mutaciones– y sobre la piel tienen los focos de neón, que están llevándose a cabo en la actualidad por la Universidad de Sydney, y que Reich ya había descrito, explicándolo bajo la óptica de que el gas neón anula los efectos vitales de la energía orgonómica del organismo. La visión cosmológica actual de que no existe el vacío, sino que por el contrario el espacio está ocupado por «algo», que desprende una radiación a tres grados Kelvin, y que Reich ya afirmó este enunciado hace 30 años, explicando este fenómeno como el efecto luminoso y calorífico de la energía orgonómica...

       Algunas de estas tesis antes de Reich ya habían sido mencionadas por otros investigadores, pero Reich las hace suyas globalizándolas bajo su método científico, el funcionalismo orgonómico, fruto de una labor continuada y evolutiva que no ha terminado.

       Podemos englobar en tres apartados el resumen de su obra, a saber, su Teoría del Orgasmo, y a partir de ella todo su trabajo clínico; su análisis Biosocial de las relaciones humanas; y su descubrimiento de las leyes y aplicaciones de la Energía Orgónica; llenaríamos muchas cuartillas enumerando sus aportaciones concretas. A título de ejemplo enumero algunas de ellas:
       Aportaciones psicoanalítica y técnica del análisis del Carácter (1923-34); inhibición respiratoria y coraza muscular (28-34); el papel del irracionalismo y de la economía sexual humana en el origen de las dictaduras (1930-34); el reflejo del orgasmo (1934); naturaleza bioeléctrica de la sexualidad y la ansiedad (1935-36); los biones (1936-39); origen de la célula cancerosa a partir de tejido animal biónicamente desintegrado (1936-39); descubrimiento de la bioenergía (energía orgónica) en los biones SAPA (1939), en la atmósfera (1940); invención del Or.Ac. (1940) y de un medidor de campos de energía orgónica (1944); investigación experimental de la biogénesis primaria (experimento XX) (1945); Hipótesis de sobreimposición cósmica de dos corrientes de energía orgónica como base de formación de los huracanes y de las galaxias (1951); Efectos de la radiación antinuclear por la Energía Orgónica (experimento Oranur) (1947-51); teoría de la formación de desiertos en la naturaleza y en el hombre (desierto emocional) y demostración de su reversibilidad (1954-55), teoría de la enfermedad basada en la acumulación de D.O.R. (energía negativa fruto del estancamiento de la energía vital u orgónica por los bloqueos musculares) en los tejidos (1954-55); ecuaciones orgonométricas (1950-57)...

      «Respecto a mi persona y mi obra pido al lector que considere un hecho sencillo: Los psicoanalistas neuróticos me califican de esquizofrénico, los comunistas fascistas me combaten como trosquista, las personas sexualmente lascivas me han acusado de poseer un burdel, la policía secreta alemana me persiguió como bolchevique, la estadounidense como espía nazi, los charlatanes de la psiquiatra me llamaron charlatán, los futuros salvadores del mundo me calificaron de «nuevos Jesús» o «nuevo Lenin»... Yo estoy dedicado a otra labor que requiere todo tiempo y la fortaleza de que dispongo: el trabajo sobre la estructura irracional humana y el estudio de la energía vital, descubierta hace muchos años; en pocas palabras: «estoy dedicado a mi trabajo en orgonomía» (Reich).

   

  

< Artículos

INICIO